¿Cómo hacer una limpieza de cutis en 5 pasos?

¡Hola bonitas! ¿Qué tal estáis, cómo va la semana? Estamos ya en la mitad, así que queda menos ya para disfrutar del querido fin de semana, ¡ánimos!

Bien pues, hoy hablaremos sobre cómo hacer una limpieza de cutis en 5 pasos. Una limpieza de cara es muy importante hacerla al menos una vez por semana.

Quizás te preguntes… ¿por qué es tan importante hacerla? Aunque no te maquilles es necesario limpiar la piel para eliminar los restos del polvo y la contaminación de la calle que obstruye y ensucia los poros del rostro. Y otra ventaja que os encantará saberla es que reduce el acné, así que ahora ya no tienes excusas para no hacerte la limpieza.

¿Estás preparada? ¡Empezamos con los pasos para la limpieza!

  1. Limpieza para abrir los poros.

Es un paso muy importante que a veces nos olvidamos de hacer. Es imprescindible para poder abrir bien los poros del rostro y así la piel estará mejor preparada. Para abrir bien el poro, la forma más fácil es calentar un recipiente de agua caliente y tapándonos con una toalla absorbamos el vapor, con un par de minutos será suficiente.

    2. Exfoliación

En este paso conseguirás eliminar toda la suciedad y células muertas de la piel. Nosotras te recomendamos diferentes exfoliantes naturales de Yves Rocher, nosotras lo hemos probado y deja la piel fantástica después de cada limpieza, ¡como el culito de un bebé!

Debes aplicarte el exfoliante sobre la piel limpia dibujando círculos, con algo de presión pero sin pasarte claro y dejar reposar unos 10 minutos. En este paso puedes quitarte si tienes algún que otro punto negro y  granito.

exfoliante purificante

   3. Aplicación de la mascarilla

El siguiente paso sería, evidentemente primero quitar el exfoliante y aplicar la mascarilla como ésta de Yves Rocher, que sirve para desincrustar los poros en profundidad, hidratar las pieles secas y eliminar el aceite en las pieles grasas. Esto hay que dejar actuar entre 10 y 15 minutos más y luego retira la mascarilla con agua y con suavidad.

exfoliante purificante

   4. Cerrar los poros

Una vez quitada la mascarilla, debemos de cerrar los poros para evitar que entren impurezas, existen muchas maneras de hacerlo pero nosotras nos decantamos por el agua de rosas. Puede ser usada para cualquier tipo de piel y suaviza el rostro después del tratamiento.

 

agua de rosas

   5. Hidratación

Para finalizar la limpieza, debemos de hidratar la piel con la crema hidratante que mejor vaya con tu piel. Debemos de utilizarlas diariamente para así evitar el envejecimiento prematuro, los picores y que se reseque.

Y tú, ¿ya lo has probado?

CUÉNTANOS QUÉ TAL TU EXPERIENCIA 🙂

Nos vemos en el siguiente post chicas, ¡feliz miércoles!

Arantxa Domínguez